LABERINTOS

El laberinto forma parte de los petroglifos gallegos, pero en cantidad inferior al resto de los grabados rupestres, como ciervos, círculos, espirales etc. Se encuentran en las inmediaciones de la Rías gallegas, sobre todo en los ayuntamientos de Marín y Meis. En concreto, esta piedra, es una reproducción de A Pedra do Labrinto situada en Mogor, ayuntamiento de Marín . Los laberintos forman parte de distintas culturas y épocas. Aparecen en paredes de Pompeya, en Norteamérica en pinturas de tribus indias, en cerámicas Sirias, en Cornwall, Inglaterra, en el condado de Wicklow en Irlanda, en monedas cretenses del silo IV a.c.. En la época romana pervive, existe un buen ejemplo en Coímbra de Portugal, sobre un mosaico del siglo III d.c. Perduró durante la Edad Media, en algunos templos cristianos. Los petroglifos gallegos se podrían datar al final de la Edad de Bronce 1700 años a.c. Es posible que cada cultura le haya dado un significado diferente al laberinto, se barajan diversas hipótesis, como que pudieran estar vinculados con el difícil camino de la vida que nos lleva al final, es decir al centro sagrado. También pueden significar peregrinaciones a lugares sagrados. Quizás, simplemente fuera un juego de destreza para el artista grabador y para la persona que intentara llegar al centro del laberinto.

INICIO